La Mujer Ejecutiva y la Globalización

 

Durante los últimos años hemos visto un cambio de las funciones en las empresas, paralelo a la rápida evolución de los métodos de trabajo.

 

 La globalización se instaló definitivamente entre nosotros. En corto espacio de tiempo el conocimiento se ha quedado obsoleto y la búsqueda de la información se ha tornado incesante.

 

 Es imprescindible que la mujer ejecutiva esté preparada para: actuar en el mercado de trabajo – aceptar los cambios que surgen a cada día – saber trabajar en equipo – ser flexible para lidiar con situaciones adversas - estar siempre actualizada – leer mucho y participar de congresos, seminarios y conferencias.

 

Otra cosa muy importante para la mujer moderna es la gestión eficaz del tiempo y la buena organización del trabajo, además de tratar de simplificar en todo lo posible las tareas cotidianas.

 

Mismo con la actualización de técnicas y conocimientos que son totalmente necesarios, la mujer moderna debe tener un buen dominio de idiomas y, los conocimientos informáticos tienen que ser constantemente actualizados, pero, nada de eso funcionará si no nos organizamos y nos comunicamos bien.

 

Con una buena organización y una buena comunicación, se trabaja mejor en equipo, se tienen más claras las prioridades, se simplifican las tareas y, en definitiva, se hace un uso más racional y eficaz del tiempo y del trabajo.

 

Gracias a estos cambios, la mujer ejecutiva está recuperando su prestigio, y el salario, aunque muy variado según el puesto, la responsabilidad o la preparación, también está aumentando.

 

Acepte los cambios y sea una ejecutiva de los nuevos tiempos.

 

 Manuela M. Rodriguez