Cómo escribir cartas eficaces - La mejor amiga del hombre de negocios

 

No vamos a ignorar el papel fundamental que desempañan los medios de comunicación en la promoción comercial. Ellos cumplen con su cometido a la perfección y se han hecho insustituibles en ese apartado de la propaganda.

 

Sin embargo, no han podido sustituir a la correspondencia. Tampoco el teléfono o el ordenador pueden cubrir el espacio que llena la carta.

 

Imagínate que, como jefe de ventas, tienes que dar a conocer un nuevo producto a miles de comerciantes en todo el país. ¿Tendrías energía suficiente para hacer una llamada telefónica a cada uno de ellos, porque consideras que el contacto personal es fundamental?

 

 Una carta, en la que el propio jefe de ventas se dirige al cliente, sigue obrando milagros. Sin embargo, para que esto ocurra es necesario que la carta sea original, objetiva, tenga un tono de conversación personal, se aparte de los moldes desgastados y abomine las frases hechas.

 

Recuerda que el destinatario es un ser de carne y hueso como tú. No caigas en un exceso de confianza. Acuérdate que, se escribe una carta para obtener algo. Entonces, hay que procurar que sea de una manera agradable para todos.

 

No se trata de ser hipócrita, sino que aplicar la buena educación y nunca hacer a otros lo que no nos gustaría que nos hicieran a nosotros.

 

La carta eficaz promueve las ventas. Esto es un hecho comprobado durante años y años en todos los países. Por tanto, no vamos a poner en duda este método de promoción. Si los resultados no son satisfactorios, hay que mejorar las cartas.

 

MODELO DE CARTA ACTUAL

 

São Paulo, . . .

 

Señor Juan Gomez

 

De acuerdo con su carta de 26 de agosto y su orden nº 467, le enviamos 5 cajas de cuadernos A-5. Le adjuntamos la nueva lista de precios de nuestros productos y la factura con vencimiento para el 30-09-200...

 

Agradecemos la atención y le saludamos atentamente,

 

 PAPELERIA LA ESCUELA LTDA.

 

Como podrá apreciar, la carta actual tiene que ser concisa y clara. El lenguaje es directo y sencillo, muy similar al que usamos en la vida cotidiana. Recuerde que tiene un objetivo que lograr.

 

Buena redacción,

 

Manuela M. Rodriguez